MARIO DOMÍNGUEZ PARRA – LA POLICÍA DODECAFÓNICA Y LOS ΚΕΙΜΕΝΟΠΑΡΑΒΑΤΕΣ (III)

 

Un modo contrario de actuar está registrado en la crónica de la escritura de La tierra baldía, de T.S. Eliot: The Waste Land: A Facsimile and Transcript of the Original Drafts including the Annotations of Ezra Pound (London, Faber and Faber, 1971).

Valerie Eliot, viuda del poeta, editó este proceso de revisión que llevó a la reescritura y publicación del poema en 1922. Cualquier lector o lectora podrá admirar la ejemplar revisión de Ezra Pound de un texto no horadado por κειμενοπαραβάτες, un trabajo que carece del deseo de ocultar el Urtext, deseo que cualquier «creador» de palimpsestos musicales alberga.

Eliot aceptó el consejo de Pound de no incluir extensos fragmentos del poema original. Hay secciones enteras como «The Death of the Duchess» (op. cit., pp. 104-108) que (excepto algún verso reutilizado) desaparecieron del texto final.

La cuarta parte, «Death by Water» tenía originariamente ochenta y tres versos más (op. cit., pp. 54-82), que quedaron inéditos en un principio (ya aparecen aquí las «Dry Salvages» de Four Quartets). Esta sección aparece dos veces: una con el texto sin corregir y otra con el texto más las correcciones de Pound.

Por esta respetuosa lectura, que otorgó a Eliot la libertad de decidir qué incluir, excluir y reescribir, el autor de The Waste Land bautizó a Pound en las aguas de Dante como il miglior fabbro[1].


[1] Palabras que Dante, en la Commedia, puso en boca de su maestro Guido Guinizelli para referirse a Arnaut Daniel, poeta provenzal al que Pound tradujo. En el libro de Ezra Pound Translations (London, Faber and Faber, 1973) se puede leer una selección de sus traducciones de poemas de Daniel. Esas palabras elogiosas de Eliot hacia Pound forman parte de estos versos de Dante, en la traducción de Ángel Crespo: «“Oh hermano mío, aquel que allí discierno”, / dijo de uno que estaba a nuestro alcance, / “fue el mejor forjador de hablar materno». (Dante, Divina Comedia, Planeta, 1983, «Purgatorio», p. 372, Canto XXVI, vv. 115-117). Crespo, en una nota al texto, escribe lo siguiente: «Guido se refiere a Arnaut Daniel (v. vv, 136-48), trovador provenzal nacido en Ribairac, Dordoña, antes de 1150. Era un maestro del trobar clus y daba gran importancia a la forma poética. Sus rimas amorosas inspiraron con toda probabilidad a Guinizelli» (op. cit., p. 374).

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Δικά μου δοκίμια. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s