ALEXANDER VON HUMBOLDT – ESCRITOS (VOLUMEN I)

 

Año Humboldt

Por José Aníbal Campos

 

Tras las siglas «AvH 2019» aguarda todo un universo. Un legado humanista, literario y científico fascinante, aún por descubrir para el hombre de hoy, cuando el género humano parece —una vez más— empeñado en obrar contra sí mismo, cavando aplicadamente fosas de olvido (en lugar de aplicarse en desenterrar la memoria sepultada) y demoliendo pilares civilizatorios por cuya conquista, en otras épocas, han quedado abiertos grifos de sangre.

«AvH 2019» es un buen ejemplo de cómo aprovechar en un sentido afirmativo y esperanzador las técnicas de un marketing que normalmente busca timarnos. Con esa fórmula se abarca todo el conjunto de publicaciones y actividades que han visto o verán la luz a partir de este año para conmemorar el 250 aniversario del nacimiento de Alexander von Humboldt (Berlín, 1769-1859).

Desde una aclamada exposición interactiva en el Jardín Botánico de Berna, que luego viajará por varios países de América Latina con el título de «Botánica en movimiento» hasta ediciones parciales de la obra gráfica de Humboldt (por primera vez se editan todos sus dibujos, croquis y mapas), un volumen con sus textos y dibujos sobre fauna o una amplia documentación sobre la relación de Humboldt con Suiza. Una idea de las dimensiones del proyecto puede tener el lector en este enlace: http://www.humboldt.unibe.ch/index.html.

Pero lo que corona esta paciente labor investigativa y compilatoria de varios años es la edición comentada, en nueve volúmenes, de todos los escritos dispersos del humanista prusiano (Ed. de Oliver Lubrich y Thomas Nehrlich). Es decir: todos aquellos textos que fueron publicados a lo largo y ancho del planeta en diferentes medios de prensa (Humboldt fue, quizás, el primer intelectual verdaderamente globalizado; sus méritos como creador de una red de contactos a nivel mundial en temas como la ecología, la política, las artes y las ciencias, la sociología, etc., serían motivo de sonrojo para muchos periodistas de hoy con un subutilizado acceso permanente a Internet). La editorial alemana dtv ya anuncia su publicación el día 16. 08.

Thomas Nehrlich

En esta ocasión los lectores de habla española no llegaremos con tanto retraso. Por uno de esos hermosos «azares concurrentes» (Lezama Lima), en la primavera de 2015, durante una estancia en la Casa de Traductores de Looren, quien esto firma fue a Berna a visitar a un viejo amigo y autor al que, unos años antes, le habían concedido la Cátedra de Literatura Alemana Contemporánea en aquella casa de estudios. Fue en esa ocasión que conocí el proyecto de editar todos los escritos dispersos de Humboldt (su «otro Cosmos», como lo denomina el propio profesor Lubrich) y se habló de la posibilidad de hacer una edición paralela en castellano. De regreso a la Casa de Traductores, le lancé la idea a Gabriela Stöckli, directora de esa institución, que de inmediato la acogió con gran entusiasmo y propuestas de apoyo concretas.

Varias cosas estaban claras desde el principio: para tal volumen de textos era necesario conformar un equipo de traductores y ese equipo debía estar integrado por traductores de América Latina.

En el invierno de 2017 llegó el esperado momento. Tres traductores —Laura Cecilia Nicolás (Argentina), Orestes Sandoval López (Cuba) y quien esto escribe— tuvimos la oportunidad de reunirnos durante una semana con los dos editores y su equipo de colaboradores y fijar las pautas de trabajo de traducción y edición de estos textos en español.

También pensamos que lo ideal era presentar el proyecto a una editorial latinoamericana, una casa editora del continente en el que Humboldt dejó esa huella que lo denota aún como el «segundo descubridor de América». (En un momento como el actual, en el que de nuevo cobra fuerza en España un revisionismo histórico que —como quienes en otras partes niegan el Holocausto— se empeña en negar la existencia de la más que documentada «leyenda negra», vale la pena leer algunas de las disquisiciones del barón Humboldt sobre el colonialismo español, las cuales inspiraron tantos movimientos libertarios en América Latina, al punto de que no podría entenderse buena parte del independentismo latinoamericano sin la labor —de palabra y de obra— del naturalista alemán.)

Herder, en México, nos pareció la casa editora ideal. No sólo había publicado ya otros trabajos relacionados con Humboldt, sino que su calidad (y su impecable tratamiento a la labor del traductor) había quedado demostrada en un volumen con los apuntes tomados por Harry Kessler a su paso por México en 1898.

De modo que AvH 2019 no sólo va a limitarse al ámbito de habla alemana. A partir del otoño contaremos, los lectores de habla española, con una primera muestra de la labor periodística y divulgativa del barón alemán. Su otro Cosmos. Un ejemplo de ética, rigor científico para su época, cooperación y visión de futuro. Porque, como bien ha dicho en Viena hace poco el editor Oliver Lubrich, estamos no sólo ante el primer ecologista, sino ante el primer intelectual que pensó en términos globales, en una época en la que todavía estaban formándose los tambaleantes egos nacionales.

Café Zartl (Viena), 22 de julio de 2019

 

 

YORGOS KENTROTÍS – TRADUCIENDO A BRECHT

Traducción de Mario Domínguez Parra

Traduciendo a Brecht

In memoriam Franco Fortini

Mientras me vas traduciendo (me dijo Brecht en sueños)
veo que te atascas intransigente en mis vocablos.
Si motu proprio aportases vocablos-pensamientos,
darías valor al de mis versos. Ve mi elemento

como el compás y la aguja. Y no con los efectos
de la ley y el rendimiento mínimo. Aún profesé
la confusión por doquier, siempre a través bombeé
de urbana dialéctica plusvalías de conceptos.

Por ello, te digo: la traición del texto me gusta;
que me has entendido hasta la médula me demuestra.
¡Ponéis mis obras en solfa con objeto de que
enchufes mi lengua en la tuya para que platique!
No ve perjuicio en ello quien de poética entiende.
La mejor resolución para mí la conoces.
Lo que yo digo lo entiende aquel que me cuestionare;
importa a nuestros iguales no ser siervos, mas libres.

*

Μεταφράζοντας Μπρεχτ

Στη μνήμη του Φράνκο Φορτίνι

Eνώ με μεταφράζεις (μου ’πε ο Μπρεχτ μες στ’ όνειρό μου),
σε βλέπω που κολλάς στις λέξεις μου με αδιαλλαξία.
Αν λέξεις-σκέψεις πρόσθετες δικές σου, στην αξία
των στίχων μου θα πρόσθετες αξία. Το υλικό μου

για μπούσουλα και δείχτη δες το. Και όχι με του νόμου
τη νόρμα ή τις συνέπειες. Κι εγώ την αταξία
εξ άλλου επρέσβευα παντού, και πάντα υπεραξία
ιδεών αντλούσα μεσ’ απ’ τη διαλεκτική του δρόμου.

Γι’ αυτό σου λέω: μ’ αρέσει η προδοσία του κειμένου·
μου αποδεικνύει πως σε βάθος μ’ έχεις καταλάβει.
Εν αμφιβόλω θέτε τα γραπτά μου, προκειμένου
τη γλώσσα μου να βάλεις στη δικιά σου να μιλήσει!
Σ’ αυτό όσοι από ποιητική νογάν δεν βλέπουν βλάβη.
Εσύ γνωρίζεις την καλύτερη για μένα λύση.
Τι λέω εγώ το πιάνει αυτός που θα με αμφισβητήσει·
τους όμοιους μας τους νοιάζει να ’ν’ ελεύθεροι, όχι σκλάβοι.

*

Yorgos Kentrotís (1958), poeta y traductor griego, aparte de haber publicado el libro Teoría y práctica de la traducción, ha vertido al griego obras de Bertolt Brecht, Pablo Neruda, Vladimir Mayakovski, Hermann Broch (La muerte de Virgilio), Charles Baudelaire (Las flores del mal, primera edición completa en griego), Robert Musil (Tres mujeres), Paul Klee (Diarios, 1898-1918), entre otras muchas.

YANNIS ANTIOJU – ADAGIO

Traducción de Mario Domínguez Parra

ADAGIO

Existen unas casas donde me desvisto
— todo vísceras;
En su interior está oculta
la simiente de la palabra
— Dios

Empero,
Nunca nadie Lo halla
Nunca nadie Lo alcanza

Con rostro profanado
— con cansancio me
espero;

y esta
es la simiente de un Otro
que brota
dentro

(de mí)