LA MATANZA DE SRBRENICA Y EL PAPEL DE LOS VOLUNTARIOS

SRBRENICA, BOSNIA: 11 DE JULIO DE 1995, EL DÍA DE LA CAÍDA DE SRBRENICA Y DEL COMIENZO DE LA MATANZA. SE DISTINGUE AL ENTONCES MANDO DE AMANECER DORADO, SPYROS TSANÓPULOS (SARGENTO DE LA G.V.G.), A DIMITRIOS SAVITSANOS (SARGENTO MAYOR DE LA G.V.G.) Y, JUNTO A ELLOS –SE VE A ALGUNOS Y A OTROS NO– SE ENCUENTRAN TRYFON VASILIADIS, ANNA FLORIN, VASILIS SJISAS, K. KYRIAKIDIS, Y. LYBERIDIS Y JARÁLAMBOS DIMULÁS. EN LA BANDERA REZA: «ESTRELLAS DE VERGINA* MACEDONIA GRECIA». FUENTE: XYZ CONTAGION.

ARTÍCULO PUBLICADO EN EL BLOG ΕΝΘΕΜΑΤΑ, PARA EL QUE TRABAJAN MANOS AVGUERIDIS, MARÍA KALANTSOPULU, IOANNA MEITANI Y STRATÍS BURNASOS.

Traducción: Mario Domínguez Parra

 

El 11 de julio de 1995 es un día negro no sólo para Srbrenica y para los bosnios musulmanes, sino también para toda Europa y para la humanidad. Porque durante aquel día el ejército serbobosnio, bajo el mando de Ratko Mladic, ocupa Srbrenica y comienza las «purgas». Durante los siguientes días se llevan a cabo ejecuciones en masa de adolescentes y de hombres musulmanes: se estima que entre 7000 y 8000. La matanza es considerada el mayor crimen de guerra en Europa después de la Segunda Guerra Mundial, mientras que el Tribunal Internacional de La Haya, en 2007, la denominó «genocidio».

 

Lo mencionado anteriormente ya se conoce de manera muy detallada, al menos por parte de la opinión pública europea. En Grecia, el tema no fue particularmente «popular», sobre todo por el clima de amistad greco-serbia, de la Lucha por una Nueva Macedonia, del nacionalismo y de las fantasías relacionadas con la Gran Idea[1] de los años noventa del siglo pasado. Lo que permanece en el olvido (si exceptuamos varios intentos, por ejemplo, de IOS[2]) es el papel de la Guardia Voluntaria Griega (G.V.G.), un grupo integrado en el ejército regular serbobosnio que tomó parte en la ocupación de Srbrenica y que por supuesto izó las banderas griega, bizantina y de Vergina al lado de la serbia.

 

Es un caso en el que las cosas que no sabemos son más numerosas que las que sabemos. ¿Cuántos y quiénes eran los miembros de la G.V.G.? ¿Cuáles eran sus creencias? ¿Cómo actuaron y qué grado de participación tuvieron en el crimen? ¿En qué se convirtieron tras su regreso a Grecia?

 

La página web XYZ Contagion publica, durante estos días, una investigación importante y extensa, titulada «La matanza en Srbrenica, la Guardia Voluntaria Griega y la implicación de Amanecer Dorado» (disponible en xyzcontagion.wordpress.com/srebrenica/). Los investigadores de XYZ Contagion buscaron hasta donde fue posible: en pruebas y declaraciones del Tribunal Internacional, en publicaciones, en fotografías y vídeos en la red, en declaraciones de los miembros mismos de la G.V.G. y recabaron poco a poco su material. Si el trabajo de indexación y la búsqueda en miles de páginas para encontrar una alusión ínfima (aunque quizá crucial, como parecería a continuación) fueron titánicos, todavía más riguroso fue el trabajo de cotejo, identificación, interrelación y conclusión (fotografías y nombres, presencia de griegos en lugares concretos, etc.). Esta investigación nos ofrece una serie de informaciones cruciales. Entre ellas:

 

  1. El catálogo más completo de nombres de los griegos que formaron parte de la G.V.G., con todas las informaciones que se pudieron reunir sobre su vida y sus acciones (entre 35 y 40 personas, aparte de tres desaparecidos). También, datos sobre las actividades en las que se vieron involucraron después de su regreso a Grecia (tráfico de armas, de anabolizantes y así sucesivamente).
  2. Un importante material fotográfico y videográfico, entre el que se identifican nombres y se destaca el papel de la G.V.G. La investigación, que tiene como base más de 100 fotografías, entre 10 y 12 películas y vídeos grabados en Bosnia (todo esto en lugares desconocidos hasta ahora), rastrea la ruta de los griegos: «tentativas bélicas, traslado al campo de batalla, ceremonias dentro de los cuarteles generales junto con otras milicias, asistencia a misas, banquetes triunfales después de la caída de Srbrenica y jaranas y jolgorios con el general Mladic, criminal de guerra».
  3. Datos sobre la identidad ideológica de los miembros de la G.V.G. Como dicen los investigadores: «en su mayor parte se imbuyeron de “idearios” nacionalsocialistas, de Amanecer Dorado y de nacionalistas». Por ello, y por razones ideológicas más generales, «el periódico Amanecer Dorado, ya antes de la matanza, había dedicado bastantes textos a los miembros y a los mandos que iban “al frente” en el bando de los chetniks (los fascistas serbios). Después de su entrada en el Parlamento y la adopción de la máscara nacionalista», como nos cuentan, «Amanecer Dorado borró de la red todos los vídeos dedicados a sus voluntarios en forma de ditirambos».

 

Todo lo mencionado anteriormente se vincula con datos generales sobre la matanza de Srbrenica, con el papel del ejército serbobosnio y con rostros-clave, como el oficial «filoheleno» Zvonko Bajagic (considerado criminal de guerra desde 1992), co-dirigente de la G.V.G.

 

¿La conclusión? La investigación muestra, a través de datos, documentos, testimonios y pruebas cinematográficas y videográficas, por vez primera en Grecia y también a nivel internacional, que «los voluntarios griegos de Amanecer Dorado, fascistas y demás, estuvieron presentes, durante todos los días de aquella semana, en las monstruosidades de Srbrenica. No de manera general e imprecisa, no es que estuviesen simplemente “en Srbrenica” o en algún lugar cercano, en algún lugar al azar dentro de la ciudad. Estuvieron presentes exactamente allí, en los terrenos y en los almacenes, en los campos de fútbol, en el momento en que tuvieron lugar las salvajes ejecuciones en masa de personas detenidas y de prisioneros maniatados, exactamente en los lugares de concentración y de exterminio de los musulmanes bosnios, allí donde llevaron a los hombres y a los niños y a continuación cavaron fosas comunes […]. Muy cerca de y con una relación muy estrecha con mercenarios-paramilitares del ejército serbobosnio. Como señalan también las pruebas del Tribunal Internacional –que componen, además, las pruebas de la culpabilidad de los condenados–, no sólo se encontraban en los terrenos donde tuvieron lugar las ejecuciones y los enterramientos en masa, junto con su dirigente y con otros dirigentes y mandos del ejército serbobosnio, sino que también hicieron fotografías de los prisioneros condenados a muerte, así como también de las ejecuciones».

 

Aun siendo concienzuda la investigación de XYZ Contagion, todavía quedan bastantes cosas por clarificar. Se ha recorrido un gran trecho del camino, pero queda la parte esencial que probaría responsabilidades concretas. Es evidente, claro está, que los hombres de la G.V.G. no se desplazan como turistas, puesto que se hallan en los lugares de las ejecuciones y sacan fotografías. Pero tiene que investigarse cuál es exactamente su implicación. Aquí se necesita también la contribución de otros investigadores y de la justicia –no olvidemos que los crímenes de guerra no prescriben–. Como primer paso, estudiemos todos de manera sistemática el material que generosamente nos ofrece XYZ Contagion.

 

El artículo se basa exclusivamente en la gran investigación de la página web XYZ Contagion. Damos las gracias fervientemente a sus colaboradores, que nos lo cedieron por su cuenta.

NOTAS

*Antigua capital del reino de Macedonia, con el nombre de Egas.

[1] La recuperación de los territorios perdidos de Bizancio, conquistados por el Imperio Otomano, idea que surgió después de la revolución griega de 1821, una vez los otomanos fueron expulsados de la mayor parte de Grecia. El primer ministro Ioannis Koletis (1773 o 1774 – 1847) fue su gran impulsor y todos los gobiernos griegos hasta 1922 (año de la Catástrofe de Asia Menor) sostuvieron su importancia.

[2] Creo que se refieren a este medio griego: http://www.iospress.gr/.

 

PETROS GOLITSIS – POR QUÉ LOS ALEMANES QUIEREN QUE VOTEMOS «NO» (O ENSAYO GENERAL DEL M.E.E.)

Μἐγαρο Μαξίμου – Residencia del primer ministro griego, Alexis Tsipras

 

Artículo de opinión de Golitsis publicado ayer, 3 de julio de 2015, en el periódico griego Το Βήμα.

Traducción: Mario Domínguez Parra

Como Paul Krugman (el famoso economista y Premio Nobel) señala en un artículo reciente, se sabe que el procedimiento del M.E.E. (Mecanismo Europeo de Estabilidad) todavía no se había probado. Desgraciadamente esto ya no es cierto, puesto que con el anuncio, el lunes, del referéndum (29/6), le dimos la excusa perfecta al ministro de economía alemán para que pasase a ejecutar el primer ensayo general y para que mostrase la potencia y la inmediatez del mecanismo.

La movilidad y las fugas relacionadas con los mencionados desacuerdos con el esquema gubernamental alemán podrían hacernos volver a suponer que los números, es decir, los mercados de los homólogos italianos, españoles y portugueses, principalmente, eran tan fuertes que provocaron algunas dudas sobre el tiempo que se necesitaría para que se asimilasen las convulsiones del Grexit que ocurrirían más tarde.

Sin embargo, esta oleada varufakiana, con la que el ministro de economía de nuestro país intentará pasar a la historia, será amortiguada, puesto que el mecanismo tiene el poder ilimitado del mercado de los bonos (los cuales desde que el ESM los compra, los intercambia con el Banco Central Europeo con movimiento de efectivo recién impreso, y así sucesivamente) y así cumplirá los deseos y la estrategia alemana orquestada del uso del supuesto pánico, del vacío y de la conmoción, hasta forzar la integración económica de Europa, la cual requiere el traspaso de la soberanía fiscal (algo a lo que los franceses se resisten, por tanto también la exhortación del «Sí» del señor Hollande) y la emisión de los eurobonos.

Una emisión que además conducirá a una eficiencia de la deuda pública de entre el 2 y el 3% (a medio plazo) y que permitirá a los alemanes liberarse de los anómalos intereses del préstamo del 0%, que también exponen a un verdadero peligro, a largo plazo, sus pensiones y otros fondos y programas de inversión. Así, con las condiciones de la game theory, el ámbito científico favorito del señor Varufakis, el señor Schäuble ha llevado la situación hasta un punto de win-win, en el que pase lo que pase Alemania tendrá siempre las de ganar, prefiriendo por supuesto el «no» de los griegos, porque le otorga más en un período de tiempo más breve.

Por supuesto, el «Sí» también conduce a un refuerzo de la integración germano-céntrica europea, pero en un grado menor, al dejar alguna fuerza ostensible también a Bruselas. En todo lo referido a nuestro ministro de economía, el win-win se encuentra en sus fantasías y en su necesidad de gloria póstuma, puesto que el «No» y la gran salida (Grexit) conducen, supuestamente, a la primera gran probatura de la Eurozona y del mecanismo de apoyo (insistimos: la oleada varufakiana) o hacia un mejor acuerdo, que sin embargo en condiciones de moral hazard es por definición absurdo, porque las autoridades europeas no pueden, en todo lo referido a su futura credibilidad y efectividad, someterse a un chantaje.

Por supuesto, el pueblo griego también se ha visto encerrado en una situación de lose-lose porque, más allá de la división e ignorando el riesgo geopolítico, con el «No» disminuirían los ingresos del país a medio-corto plazo de manera importante (y la posibilidad de éxito a largo plazo de una política monetaria dominante será por descontado bloqueada por los alemanes, por no hablar del derecho anglosajón y de las exigencias de los avales hipotecarios y su materialización práctica), mientras que con el «Sí» de nuevo nos encontraremos con una mezcla de políticas pro-austerity (de recesión) que se acompañará de reducciones importantes de los sueldos y de las pensiones, que no se verán adecuadamente compensadas por programas de desarrollo (MARCO DE REFERENCIA ESTRATÉGICO NACIONAL) y la reestructuración de la deuda (con datos como nunca hasta ahora hemos visto), legalizando a la vez las políticas locales del pasado y la austeridad política en la Eurozona.

El objetivo, por supuesto, es la flexibilización del daño local/nacional, algo que lógicamente se da por sabido en la elección de la segunda estrategia, puesto que la recesión sería menor y la «salida» sería posible y fuerte con las rebajas que la acompañarían, obviamente, asimilando las consecuencias de todos los que a nivel nacional nos auto-inmolamos con nuestras elecciones políticas e históricas.

Para terminar, quiero señalar que quien escribe no cuestiona las intenciones del primer ministro, el señor Tsipras, y que este absurdo referéndum que nos atrapó en esta difícil posición indicó que la salida digna y la preservación de parte de su capital político empeoró con la división, causando daños que se cuestionarán, en el mejor de los casos, durante años.